lunes, 15 de febrero de 2010

bajo la sombra del limonero

Nuevo año

Coincidencias de la vida? Un futuro escrito en las estrellas y hecho realidad? Un aire de positivismo que invade el pensamiento para derrotar el desamor, la infelicidad, el estancamiento….
Quizás sólo baste mirar las estrellas en las noches, dejar volar la imaginación y pedir un deseo y tener fe…
Tal vez sólo se necesita estar solo y poder ser como un ave libre, sin responsabilidades, sin obligaciones, sólo las mínimas y levantarse por la mañana y pensar en que hoy será un gran día, al fin y al cabo solo ser optimista para poder conseguir el éxito.
Mirando alrededor estamos en un círculo de ansiedad tras una gran crisis y a pesar de los pesares no olvidemos la esperanza y vivir la vida porque cada día que pasa es un día menos de vida.
Una infusión afrodisíaca, unas flores de Bach para conciliar el sueño, un susurro de vez en cuando que haga esbozar una sonrisa en la cara…
Y volver la vista atrás y saber en qué nos hemos equivocado y en qué podemos rectificar. Y poder coger una bocanada de aire fresco y gritar desde la cima de la montaña hasta quedar sin voz…
Para soñar solamente hay que dejar volar la imaginación y escribir lo que uno desea, y aunque sólo sean sueños, leyéndolas una vez y otra, esas hojas escritas se convierten en vida. Cerramos los ojos e imaginamos viviéndolo…
Las risas se escuchan a través de las finas paredes y la felicidad de aquella pareja refleja la inocencia de la vida. Envidia de escuchar palabras de amor, susurros estremeciéndose entre sábanas blancas… el tiempo no se detiene y el amor sigue desprendiendo pétalos de rosas rojas y corazones llenos de felicidad. De vez en cuando el silencio. Un suave masaje resbaladizo de aceites sobre la piel, quizás una mirada morbosa deseosa de poseer el cuerpo desnudo. Se ha dormido. Pero su despertar arranca la fiera de dentro y el placer se suma a un orgasmo tan anhelado dejando el olor de sus cuerpos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada